6 de febrero de 2013

"Que tus yemas sean legañas enganchadas a mis vértices"

Hoy os voy a hablar sobre una cantante que me apasiona. Es inexplicable. Sus melodías pueden parecer poco pegadizas, pero en realidad, antes de darte cuenta, no paras de repetirla. Y sus letras... Son apasionantes! A primera vista es muy difícil deducir el significado, pero para ello hay que escuchar varias veces las estrofas. Esta cantante es Zahara!

Zahara nació en Úbeda, el día 10 de septiembre de 1983. Sus primeras canciones, rollo pop-indie no son demasiado conocidas. Pero más tarde emergió con el disco "La fabulosa historia de...". Un disco en el que seguía estando el toque "Zahara" pero demasiado pop, por lo que la cantante tuvo varios desacuerdos con tu discográfica, Universal. El último disco que ha sacado, "La pareja tóxica", cuya discográfica es Music Bus, es un disco repleto de sorpresas, en la que está el renacimiento de Zahara. Sus letras, tan impactantes como siempre, y esas frases que te hacen pensar...

Os dejo alguna de sus frases (mis favoritas)
"Que tus yemas sean legañas enganchadas a mis vértices"
Con las ganas

"Tu corazón inmóvil, está a punto de partirse en millones de colores"
El lugar donde viene a morir el amor

"No hace falta tanto esfuerzo, pues ya amanecimos muertos"
Pregúntale al polvo

"Se empezó a derretir la coraza y cayó, y mi piel se volvió fluorescente"
El deshielo

"Tanto he sufrido entre cuerpos inertes, que devoraban mi cama a bocados"
General Sherman y cómo San Bell volvió a la luna


Estas son varias de mis frases favoritas. Tengo que confesaros que hay 3 canciones de Zahara, que al escucharlas, me derrito:
  1. Con las ganas
  2. General Sherman y cómo San Bell volvió a la luna
  3. Camino a L.A.
Por último, os dejaré varias canciones!!







Y ahora fliparéis con Camino a L.A.


ESPERO QUE DISFRUTÉIS CON SUS LETRAS!!


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenidos a El Placer en el Arte. Encontraréis reseñas, secciones, entrevistas, relatos... Todo lo que un buen amante de la literatura puede desear. Gracias por visitar el blog.
Arthur Keys